Los 12 métodos principales sobre cómo usar la miel para el tratamiento de la ansiedad

11

Visión general

La ansiedad es una reacción simple del cuerpo a situaciones desconocidas, estresantes y peligrosas. Las razones reales del trastorno de ansiedad incluyen estrés, genes, problemas de tiroides y desequilibrio hormonal. La ansiedad generalizada, la ansiedad social, el TOC (trastorno obsesivo compulsivo), los ataques de pánico y las fobias específicas son algunos tipos de trastornos de ansiedad. Si esta condición no se trata, puede provocar depresión clínica. Para controlar la ansiedad, muchas personas generalmente dependen de medicamentos. Sin embargo, pueden poseer efectos secundarios potenciales. Afortunadamente, existen varios remedios naturales para tratar esta afección como la miel. En la publicación de hoy,enumerará algunas formas efectivas sobre cómo usar la miel para el tratamiento de la ansiedad.

¿Qué hace que la miel sea efectiva para aliviar la ansiedad?

Un estudio informó que la miel cruda tiene una gran cantidad de anticonvulsivos, antinociceptivos, antidepresivos y ansiolíticos . En particular, la miel permite la producción de serotonina a través de un cierto aminoácido llamado triptófano. La serotonina es un neurotransmisor que es responsable de un patrón de sueño saludable y de buen humor. Según, un estudio de 2009 mostró que la miel puede tener un efecto positivo sobre la memoria y la ansiedad. Además, la miel contiene fructosa y glucosa, que se absorben en el torrente sanguíneo y equilibran los niveles de azúcar en la sangre. Esto lo ayudará a relajarse y eliminar su estrés. Además, la miel también viene con propiedades de mejora de la respuesta inmune y antiinflamatorias, por lo que es un buen ingrediente para la elevación del estado de ánimo.

Los 12 métodos principales sobre cómo usar la miel para el tratamiento de la ansiedad

1. Miel para la ansiedad

Antes de ir a la cama, consumir miel ayuda a prevenir la liberación de cortisol y adrenalina. Esto reduce los niveles de estrés y lo ayuda a dormir bien por la noche. Para utilizar la miel para la ansiedad, haga esto:

Ingredientes:

  • Miel cruda sin adulterar – 1 cucharada
  • Sal – 1 pizca pequeña

Proceso:

Toma la miel preparada y agrégale la sal. Luego, consume la mezcla antes de dormir. Para mejores resultados, repita este proceso diariamente.

Ver también: Miel para el cuidado de la piel: 34 beneficios y usos de la misma para la piel 

2. Miel y té de cúrcuma

Según algunos estudios , la curcumina en la cúrcuma juega un papel importante en la prevención de los trastornos de ansiedad y en la promoción de la salud cerebral. Además, la curcumina también contiene potentes efectos antiinflamatorios y antioxidantes, que inhiben el daño a las células cerebrales. Aquí está el método:

Ingredientes:

  • Agua – 4 tazas
  • Cúrcuma – 1 cucharadita
  • Miel – 1 cucharada

Proceso:

Hervir el agua y agregarle la cúrcuma . Déjalo hervir a fuego lento hasta que la cantidad disminuya a una taza. Luego, agregue la miel a la mezcla y mezcle bien. Consume esta mezcla regularmente para aliviar la ansiedad.

3. Manzanilla y miel para la ansiedad

Básicamente, la manzanilla contiene productos químicos como la apigenina y la luteolina, que ayudan a la relajación. Según un estudio , el té de manzanilla puede calmar el HAM (Hamilton Anxiety Ratings) con éxito. Otro estudio informó que la manzanilla puede aliviar la ansiedad en pacientes que experimentan un trastorno de ansiedad generalizada (TAG). Aquí se explica cómo usar la manzanilla y la miel para la ansiedad:

Ingredientes:

  • Hojas de té de manzanilla – 2 cucharaditas
  • Agua – 1 tazón
  • Miel – 1 cucharada

Proceso:

Agregue el té de manzanilla, deje al agua y hierva. Deje la mezcla en remojo durante unos 5 minutos y consuma este té diariamente para una mente relajada.

4. Miel Y Almendras

La falta de selenio se ha asociado con la ansiedad. Afortunadamente, las almendras están llenas de selenio, por lo que son muy beneficiosas para reducir la ansiedad. Además de ser ricas en zinc, magnesio y vitamina E, las almendras también son buenas para combatir la ansiedad leve y la depresión no clínica. Prueba el remedio a continuación:

Ingredientes:

  • Almendras – 1 puñado
  • Miel – 1 cucharada

Proceso:

En primer lugar, remoje las almendras durante la noche y por la mañana, retire su piel. Luego mézclalos para obtener una pasta fina y agrégale la miel. Bébalo durante el desayuno. El proceso debe repetirse todos los días.

5. Romero y miel para la ansiedad

Un estudio encontró que el romero puede ayudar a reducir los niveles de cortisol que están relacionados con el aumento de los niveles de estrés. Según otros estudios , el romero tiene efectos antidepresivos, que pueden funcionar bien para las personas que tienen ansiedad. Para usar el romero y la miel para la ansiedad, puede hacer lo siguiente:

Ingredientes:

  • Agua – 1 taza
  • Hojas secas de romero – 2 cucharaditas
  • Miel – 1 cucharada

Proceso:

Primero hierve el agua y luego agrégale las hojas secas de romero. Deje reposar el té durante 10 minutos y cuele. Vierte el té en una taza, agrégale miel y revuelve bien. Finalmente, beba este té todas las noches para obtener resultados rápidos.

6. Miel, jengibre y limón.

En general, el jengibre tiene la capacidad de aumentar los niveles de neurotransmisores, incluidos la dopamina y la serotonina. Los neurotransmisores son sustancias químicas que pueden aumentar la concentración, la memoria, el estado de ánimo, el buen sueño y más. Además, el jengibre también posee antioxidantes, que protegen al cerebro del daño de los radicales libres. Junto con eso, también aumenta la resistencia al estrés, reduce la fatiga suprarrenal y controla los niveles de la hormona del estrés. El limón en este método también ayuda a aliviar la depresión y la ansiedad de manera significativa.

Ingredientes:

  • Miel – ½ cucharada
  • Jugo de limón – 2 cucharadas
  • Jugo de jengibre – 2 cucharadas

Proceso:

Combina el jugo de jengibre, el jugo de limón y la miel. A partir de entonces, consuma esta combinación tres veces en un día hasta que la condición desaparezca por completo.

7. Plátanos y miel para la ansiedad

Los plátanos ayudan a aumentar los niveles de serotonina en el cerebro, ya que están llenos de triptófano, una proteína determinada. La vitamina B en esta fruta es agentes calmantes del sistema nervioso. Además, el rico contenido de potasio que se encuentra en los plátanos funciona como un betabloqueante que reduce la acumulación de adrenalina que está relacionada con la ansiedad. Sepa aquí cómo usar plátanos y miel para la ansiedad:

Ingredientes:

  • Miel – 1 cucharada
  • Plátanos maduros – 2

Proceso:

El primer paso es machacar los plátanos maduros en 1 tazón. El siguiente paso es agregar la miel al puré de plátano y mezclar bien. Después de eso, come esta mezcla cada 4 a 5 horas.

8. Miel y té verde

El té verde se compone de un aminoácido llamado L-teanina, que ayuda a reducir el estrés y a relajar el cuerpo y la mente. Según un estudio de 2008 , la L-teanina puede alterar los niveles de dopamina y serotonina del cerebro y, al mismo tiempo, ayudar a levantar el estado de ánimo. Puede usar té verde y miel para la ansiedad de la siguiente manera:

Ingredientes:

  • Agua – 1 taza
  • Hojas de té verde
  • Miel – 1 cucharada

Proceso:

Hervir el agua y agregarle las hojas de té verde. Agrega la miel al té. Luego, consuma de 1 a 2 tazas de este té diariamente para un mejor estado de ánimo.

9. Naranjas, nuez moscada y miel para la ansiedad

Oler las cáscaras de naranja puede ayudar a levantar el ánimo. Un estudio muestra que el aroma del aceite de naranja tiene un efecto beneficioso sobre la ansiedad. Además, las naranjas son conocidas por su rico contenido de vitamina C, que le ayuda a frenar las glándulas de adrenalina y calmar el cerebro en cualquier situación estresante. Las nueces moscada, por otro lado, actúan como medicamentos contra la ansiedad y antidepresivos. Son útiles para mejorar el tejido cerebral y disminuir el riesgo de Alzheimer.

Ingredientes:

  • Naranjas frescas
  • Miel – 1 cucharada
  • Nuez moscada en polvo – 1 cucharada

Proceso:

Tome algunas naranjas frescas y extraiga 1 vaso de jugo del. Luego agregue el polvo de nuez moscada y la miel al jugo de naranja. A partir de entonces, consumir esta mezcla durante el desayuno todas las mañanas.

10. miel y leche

Los bajos niveles de vitamina D a menudo se asocian con ansiedad y depresión. Afortunadamente, la leche es una gran fuente de vitamina D, por lo que puede ayudarlo a lidiar con la ansiedad de manera efectiva. Además, la vitamina D también es útil en la producción de serotonina. Intente seguir los pasos a continuación para usar leche y miel para el tratamiento de la ansiedad:

Ingredientes:

  • Leche – 1 taza
  • Miel – 1 cucharada

Proceso:

Primero caliente la leche y agregue la miel preparada a la leche tibia. Luego, consume la mezcla todas las mañanas o noches antes de irte a dormir.

11. Pera, avena y miel para la ansiedad

La avena ayuda a equilibrar los niveles de azúcar en la sangre y a mejorar la producción de serotonina en el cerebro que ayuda a calmar la ansiedad. Las peras son útiles para reparar el daño causado por la oxidación y disminuir la inflamación a nivel celular. Prueba el siguiente método:

Ingredientes:

  • Pera – 1
  • Avena – 2 cucharadas
  • Miel – 1 cucharada
  • Té caliente de menta

Proceso:

En primer lugar, extraiga el jugo de la pera y prepare un poco de té de menta tibio. Luego, mézclalo con la avena y el jugo de pera. Luego, vierta esta mezcla en una taza y agregue la miel. Luego, beba este jugo para ayudar a aliviar la ansiedad.

12. Miel, jugo de manzana y nueces

Al igual que las peras, las manzanas también ayudan a reparar cualquier daño causado por la oxidación y alivia la inflamación a nivel celular. Las nueces, por otro lado, están llenas de ácidos grasos omega-3, que disminuyen los niveles de cortisol relacionados con el estrés. Además, el contenido de vitamina E ayuda a proteger el cerebro del deterioro mental .

Ingredientes:

  • Leche – 1 vaso
  • Manzana – 1
  • Unas nueces
  • Miel – 1 cucharada

Proceso:

Toma la leche y corta la manzana en trozos finos. Agregue los trozos de manzana y nueces a la leche. Licúa hasta que quede suave y agrega la miel a la mezcla. Para obtener mejores resultados, beba este brebaje cada dos días.

Consejos y precauciones:

  • Recuerde usar miel cruda y orgánica, ya que la miel procesada pierde su valor medicinal al calentarse por encima de los 40 grados.
  • Los niños menores de 1 año deben evitar usar miel porque puede causar botulismo.
  • Para su consumo general, es recomendable usar miel de Manuka debido a su alto valor nutricional.
  • Evite el consumo de bebidas con cafeína y fumar. También evite las comidas grasas y grasas, y las comidas rápidas.
  • Durante las horas de trabajo, tome pequeños descansos para prevenir la ansiedad y calmar su mente.
  • Tener patrones de sueño regulares y saludables.

Lea también: 30 remedios caseros naturales para el insomnio en adultos 

Hay muchos otros artículos informativos en nuestro sitio; Puede visitar nuestra página principal de Cómo hacer para leer más. ¿Te fue útil la información de esta publicación? ¿Alguna vez has probado la miel para aliviar la ansiedad? ¿Conoces otras formas de usar la miel para el tratamiento de la ansiedad? Comparta su experiencia en la sección de comentarios que se proporciona a continuación.

Dr. Nicholas Mahon

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *