Protección de la piel

Pruebe estas 10 formas si se pregunta cómo usar la miel para una piel radiante.

13

Visión general

Tener una piel radiante es un deseo de todas las mujeres. Sin embargo, la piel brillante puede parecer imposible de lograr en estos días porque factores como la contaminación, la sobreexposición a productos químicos, los malos hábitos alimenticios, los rayos dañinos del sol, el tabaquismo excesivo o el sueño inadecuado a menudo afectan nuestra piel. Afortunadamente, puedes usar algunos remedios naturales como el aloe vera, el aceite de oliva o la miel para lograr una piel radiante. En este artículo,discutirá sobre cómo usar la miel para una piel radiante y cómo funciona.

¿Es efectiva la miel para hacer que la piel brille?

Francamente, los beneficios de la miel para la piel son numerosos. Según un estudio de 2013, la miel contiene proteínas, vitaminas, minerales, enzimas, aminoácidos y otros componentes menores, que son buenos para el cuidado de la piel. También es un poderoso ingrediente antibacteriano, lo que lo hace efectivo contra problemas como infecciones y acné. Además, los antioxidantes en la miel también ayudan a retrasar el envejecimiento y prevenir el daño de la piel. Además, debido a sus propiedades blanqueadoras, la miel ayuda a atenuar la pigmentación y las cicatrices. Además, también es bueno para sellar la humedad de la piel porque es un emoliente. Esta capacidad de retención de humedad puede dar un brillo a tu piel. De hecho, la miel cruda es un ingrediente imprescindible en la rutina del cuidado de la piel de todos. Siga leyendo para obtener más información sobre cómo puede incorporar la miel en su régimen de cuidado de la piel.

Leer más: 31 consejos de belleza caseros naturales para tu piel brillante 

Las 10 mejores formas de usar miel para una piel radiante

1. Agua de rosas y miel para una piel radiante

El agua de rosas tiene la capacidad de reducir el enrojecimiento y eliminar la piel inflamada, ya que contiene propiedades antiinflamatorias. Esto ayuda cuando se lucha contra problemas como el eccema, el acné y la dermatitis. Junto con eso, también refina y aprieta los poros, tonificando la piel. Además, también es eficaz para hidratar la piel y suavizarla. Conozca en detalle cómo usar agua de rosas y miel para una piel radiante:

Ingredientes:

  • Agua de rosas – 2 cucharaditas
  • Miel – 1 cucharada

Hacer esto:

Combina bien la miel y el agua de rosas hasta que se forme una mezcla suave. Use un limpiador suave para lavarse la cara y secarla. Comience a aplicar esta mezcla en su cara, evitando las áreas de sus ojos. Después de eso, enjuague su mezcla después de 15 minutos con agua tibia y un limpiador suave. Por último, séquese la cara con una toalla. Intenta seguir este remedio 1-2 veces en una semana.

Leer más: Hidratante natural casero para pieles secas: 16 soluciones 

2. Cuajada  y miel para una piel radiante

La cuajada ayuda a exfoliar la piel ya que contiene ácido láctico. Además, es rico en grasas, proteínas, minerales y vitaminas, que ayudan a nutrir la piel. Particularmente, el rico contenido de grasa presente en él ayuda a sellar la humedad en la piel, lo que la mantiene hidratada durante mucho tiempo. Junto con eso, las propiedades antibacterianas en la cuajada pueden mantener a raya el acné y otros problemas de la piel. La combinación de cuajada y miel es beneficiosa para mejorar el recambio celular y igualar el tono de la piel. Para usar cuajada y miel para una piel radiante, haga lo siguiente:

Ingredientes:

  • Miel cruda – 1 cucharada
  • Cuajada – 2 cucharadas

Hacer esto:

Combinas la miel cruda y la cuajada para obtener una mezcla suave. Luego use un limpiador suave para lavar su cara y secarla. Luego, comienza a aplicar esta mezcla en tu cara. Déjalo actuar durante 15 minutos antes de lavarlo con agua tibia. Finalmente, séquese la cara con una toalla. Repita el proceso dos veces en una semana.

3. Aceite de oliva y miel para una piel radiante

En general, el aceite de oliva actúa como un excelente humectante y ayuda a disolver y desalojar la suciedad, el aceite y la mugre de los poros, ayudando a calmar el acné. Además, este aceite contiene flavonoides y polifenoles, que protegen la piel de los radicales libres e inhiben el daño. Un estudio encontró que el aceite de oliva contiene componentes fenólicos que tienen un efecto antioxidante directo sobre la piel que funciona como un eliminador de radicales libres. La combinación de miel y aceite de oliva iguala su piel y la mantiene hidratada.

Ingredientes:

  • Miel – 2 cucharadas
  • Aceite de oliva – 1 cucharada

Hacer esto:

Simplemente, mezcle todos los ingredientes anteriores hasta lograr una mezcla suave. Luego cocina la mezcla en el microondas durante unos 20 segundos hasta que esté ligeramente tibia. Luego, con la ayuda de un limpiador suave, lávese la cara y séquela. A partir de entonces, aplique esta mezcla en su cara y espere unos 5 minutos. Use agua tibia junto con un limpiador suave para enjuagar la mezcla y secar con una toalla. Para obtener los resultados deseados, pruebe este remedio dos veces por semana.

Ver también: Aceite de oliva para el cuidado de la piel: 15 usos y beneficios 

4. Miel y canela

La canela viene con efectos antimicrobianos que pueden beneficiar su piel. Tiene la capacidad de desvanecer las células muertas de la piel y restaurar la flexibilidad y el brillo de la piel. De hecho, una mezcla de canela y miel ayuda a construir defensas de la piel con sus altos antioxidantes. Sepa aquí cómo usar canela y miel para una piel radiante:

Ingredientes:

  • Miel – 3 cucharadas
  • Canela – 1 cucharada

Hacer esto:

El primer paso es combinar todas las cosas hasta lograr una mezcla suave. El siguiente paso es calentar en el microondas la mezcla durante unos 30 segundos. Luego, debes lavarte la cara con un limpiador suave y luego secarla. Ahora, aplique esta mezcla resultante en su cara y enjuague con agua tibia después de diez minutos. Finalmente, use una toalla para secarle la cara. Para obtener una piel radiante, repita el proceso de 1 a 2 veces por semana.

5. Cúrcuma y miel para una piel radiante

La cúrcuma posee curcumina, que tiene fuertes efectos antiinflamatorios y antioxidantes. Un estudio informó que la curcumina puede ayudar a tratar diversas enfermedades de la piel como el cáncer de piel, la psoriasis y la esclerodermia. También elimina los radicales libres dañinos, que están dañando la piel. Además, también promueve la producción de colágeno, manteniendo la piel brillante y flexible. Puede usar cúrcuma y miel para una piel radiante de la siguiente manera:

Ingredientes:

  • Miel cruda – 1 cucharadita
  • Yogurt – 1 cucharadita
  • Cúrcuma – 1 cucharadita

Hacer esto:

Simplemente, mezcle bien el yogur, la cúrcuma y la miel cruda para obtener una mezcla suave. Lávate la cara y sécala. Comience a aplicar la mezcla en su cara y enjuague con agua tibia y un limpiador suave después de unos 20 minutos. Luego, use una toalla para secarle la cara. Se recomienda volver a aplicar 1 a 2 veces por semana.

6. Limón y  miel  para una piel radiante

Básicamente, el jugo de limón es rico en ácidos frutales y azúcares naturales. Además, el rico contenido de vitamina C es esencial para la salud de la piel. También ayuda a exfoliar las células muertas de la piel y aligerar cualquier punto de la piel. Aparte de eso, también es bueno para controlar la producción de aceite en la piel y mantener niveles óptimos de pH. Aquí está la receta que explica cómo usar el limón y la miel para una piel radiante:

Ingredientes:

  • Limón – ½
  • Miel cruda – 1 cucharada

Hacer esto:

Exprime el jugo del limón y mézclalo con la miel para obtener una mezcla suave. Luego, lávate la cara con cuidado y sécala. A partir de entonces, aplique en su cara con esta mezcla suave. Después de unos 20 minutos, retire la mezcla con agua tibia y séquese la cara con una toalla. Para obtener resultados rápidos, siga este remedio una vez por semana.

7. Tomate y miel para una piel radiante

El tomate tiene propiedades blanqueadoras que ayudan a eliminar la pigmentación, el bronceado y las manchas oscuras. También ayuda a eliminar cicatrices y restaurar el cutis natural de la piel. Además, el licopeno en el tomate es un antioxidante fuerte, que ayuda a posponer el envejecimiento de la piel y forma una barrera protectora en la piel, evitando el daño de los rayos UV. Aquí se explica cómo usar tomate y miel para una piel radiante:

Ingredientes:

  • Tomate maduro – ½
  • Miel cruda – 1 cucharada

Hacer esto:

En una licuadora, haga puré el tomate hasta que esté libre de grumos. Agregue la miel al puré y mezcle todo bien. Luego, lávate la cara y sécate. Después de eso, aplique la mezcla en la cara y déjela actuar durante 15 minutos antes de enjuagar con agua fría. Finalmente, séquelo con una toalla. Para obtener resultados satisfechos, siga el procedimiento dos veces por semana.

8. Vinagre de miel, leche y sidra de manzana

El vinagre de manzana ayuda a apretar los poros y equilibrar los niveles de pH de la piel. La leche en polvo, por otro lado, consiste en ácido láctico que ayuda a exfoliar la piel suavemente. Un estudio muestra que la leche cruda posee ingredientes amigables para la piel que incluyen proteínas, calcio, grasas saturadas y vitamina C . Además, también ayuda a refinar los poros, hidratar la piel y eliminar el bronceado.

Ingredientes:

  • Polvo suave – 1 cucharada
  • Miel cruda – ½ cucharadita
  • Vinagre de manzana – 2 cucharaditas

Hacer esto:

Combina todas las cosas anteriores para obtener una mezcla suave. Lávate la cara y sécate. Luego, aplique en su cara con esta mezcla y espere unos quince minutos. Luego, humedezca su dedo y frote la máscara seca suavemente para exfoliar su piel. Use agua fría para enjuagarse la cara y use una toalla para secarla. Este remedio debe repetirse una vez a la semana.

Ver más: 36 remedios caseros naturales para una piel brillante para pieles grasas 

9. Plátano y miel para una piel radiante

El plátano está enriquecido con vitaminas A, B, C y E, y minerales, que hidratan y nutren la piel. También hacen la piel brillante y suave. La vitamina E en esta fruta protege la piel del daño de los rayos UV, reduce el proceso de envejecimiento y combate el daño de los radicales libres a las células de la piel. El aminoácido que se encuentra en el plátano nutre la piel y mantiene su elasticidad y resistencia. Sepa aquí cómo usar plátano y miel para una piel radiante:

Ingredientes:

  • Plátano maduro – 1
  • Miel cruda – 1 cucharadita
  • Jugo de limón – 1 cucharadita

Hacer esto:

Triture el plátano hasta que esté libre de grumos y agregue el jugo de limón y la miel al puré de plátano. Luego, aplique la mezcla en su cara y manténgala encendida durante 10 a 15 minutos. Después de eso, tome agua tibia para lavarse la cara y seque con una toalla. El método puede seguirse una vez a la semana.

Más información: 36 remedios caseros para blanquear la piel y brillar en 7 días 

10. Besan  y miel para una piel radiante

Besan se ha utilizado en la India durante siglos como un limpiador de la piel. Se utiliza eficazmente para tratar una variedad de problemas de la piel , como el acné, las espinillas o la piel grasa, y proporciona una piel suave y sin imperfecciones. Además, también ayuda a eliminar el exceso de grasa de la piel. De hecho, esta combinación ayuda a eliminar la grasa y las células muertas de la piel, dejando su piel radiante y saludable. ¿Te preguntas cómo usar besan y miel para una piel radiante? Prueba el siguiente método:

Ingredientes:

  • Besan – 2 cucharadas
  • Miel cruda – 1 cucharada

Hacer esto:

Combina el besan y la miel y agrégale un poco de agua. Mezcle todo bien para lograr una pasta suave y consistente. Luego, aplique la pasta en su cara y espere media hora. Luego, enjuague la pasta con agua tibia y seque con una toalla. Para obtener resultados efectivos, vuelva a aplicar tres veces por semana.

Ver más: 31 consejos de belleza caseros naturales para una piel brillante 

De hecho, agregar miel a su régimen de cuidado de la piel garantizará la luminosidad y una mejor salud de la piel. Puede ir directamente a nuestra página principal de Cuidado de la piel para leer más artículos de este tipo. ¿Alguna vez has probado la miel para una piel radiante? ¿Conoces otras formas de usar la miel para una piel radiante? Cuéntanos tus sugerencias y experiencia en el cuadro de comentarios a continuación.

Leave a Comment